viernes, 2 de octubre de 2009

Gobierno cubano elimina “comedores obreros” de 4 ministerios para recortar gastos

Velada confesión

tortuga

“Habrá que resolver de otra manera” le comentó Jorge a su hermano cuando se enteró de la supresión del almuerzo en varios centros laborales. Su puesto de cocinero en una dependencia estatal le había hecho vivir al margen del simbólico salario que recibe cada mes. Gracias al desvío de alimentos y su posterior venta en el mercado negro, logró cambiar su pequeña casa por otra más amplia. Adquirió un DVD-Player que le evita ver la aburrida programación televisiva y hasta llevó sus hijos a Varadero en las vacaciones pasadas. Su negocio era sencillo: se encargaba de proveer arroz a un kiosco que ofertaba cajas con comida, suministraba aceite -que extraía del almacén- a un cuentapropista y una vendedora de sándwich le pagaba por esos panes que nunca llegaban a la bandeja de los trabajadores.

Ahora todo parece haber terminado para este ágil comerciante de lo ajeno. En varios ministerios se comenzará a distribuir 15 pesos cubanos para que los empleados se organicen por sí mismos la comida del mediodía. La cifra ha sorprendido a muchos, especialmente a aquellos que ganan menos de esa cantidad por una jornada laboral de ocho horas. Si el importe entregado para almorzar asciende a tal número, entonces el Estado cubano está reconociendo que para sufragar los gastos de alimentación y transporte debería pagar -al menos- tres veces esa cantidad por cada día de trabajo.

Ya Jorge está pensando cambiar de empleo dentro de la misma empresa y asumir el cargo de administrador. Hasta hace una semana, ese era un puesto con demasiadas responsabilidades y poca “búsqueda”, pero repentinamente se ha vuelto una posición atractiva. En sus manos estará confirmar cuántos días asistió un empleado para que éste reciba el pago para almorzar. Ya tiene planeado hacerse de la vista gorda ante las ausencias de los trabajadores y dividirá el monto del almuerzo entre él y el empleado que no vino. Cambiará gustosamente los sacos de frijoles y harina por las nóminas y las tarjetas donde se apunta la asistencia. Quizás para el próximo año pueda llevar a su familia a la lejana playa de Baracoa.


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

4 comentarios:

carlos arturo dijo...

Me imagino que en cuba yoani es una mas, pero para nosotros que estamos en una tierra libre no dejamos de pensar como alguien con ese nivel educativo soporta esta mordaza,y aun peor como toda una isla no se a podido levantar ante este dominio criminal que han podido mantener una manada de ampones que aferrados al poder y subyugando todo un pueblo logran llenar sus arcas y las de su decsendencia poniendo como escusa las ideas pero bombardiandolas con sus hechos. fuerza YOANI.

Lillipsy dijo...

Mira, realmente lo pensé mucho para responder a este blog, pero luego de leer la entrevista que le hiciera Salim Lamrani a Yoany, sentí pena por al gente que como ella se cree muy patriota, muy diferente, muy intelectual, muy preparada, muy de la élite, muy estrella y realmente no es más que otra de las tantas, sin más brillo que las demás. Resulta muy penoso y da verguenza que personas que supuestamente viven en este país porque "no les queda más remedio" no puedan vivir sin esta isla, sin esta realidad, sin nuestro olor. No creo que nuestro sistema sea perfecto, estoy convencida de las tantas dificultades y viscisitudes que pasamos la gran mayoría aquí, pero también sé que soy una joven que ha podido realizar su sueño... AQUÍ. Todos y cada uno de ellos, que van desde mi formación profesional hasta mi realización personal. Esta es tambien una realidad y es la de muchos. ¿Cuándo van a entender que somos muchos los que pensamos así? Incluso los que se van, que entienden lo valioso de nuestra REVOLUCIÓN solo cuando se han retirado del juego. Yoany, tú tampoco estás en el juego. Eso te lo demostró Salim Lamrani. Realmente debiste quedarte en casa cuando te solicitó la entrevista. Pelar papas hubiese sido una mejor opción.

Josep M. Ferrer dijo...

Hola de nuevo Yoani. Supongo que esto que hoy nos escribes tendría un nombre en Europa: "robar". Me imagino que en Cuba es simplemente supervivencia. Interesante reflexión.

Hadta pronto y suerte!!!

melena dijo...

Lillipsi: Dices que Yoani es "una màs". Yo te pregunto, ¿Cuanta gente hay que piensa como ella y no se atreve a hacer lo que ella hace? Yo diria que millones (yo soy cubana, a mi no me engañas!)Solo por eso ella no es una mas. Y la otra: dices que estas realizada. Profesionalmente, te lo creo. ¿Pero personalmente? acaso tienes la dicha de tener casa propia? No la de tus padres, una a tu gusto, adquirida con el fruto de tu trabajo.Puedes pagarte una semana de vacaiones en Varadero u otra playa? ¿Puedes al menos llevar a tus hijos a la playa varias veces por semana en vacaciones, como se hacia 30 años atras? ¿cuantas veces has llevado a remedar los zapatos de tus hijos (o los tuyos), en vez de comprarte unos nuevos? TODO ESO TAMBIEN ES REALIZACION PERSONAL, para no hablar ya de comer lo que uno tenga ganas, y no hacer piruetas en la cocina con lo poco que se consiguio. Bueno, al menos tienes la suerte de poder expresarte en internet, en eso aventajas al 95% de tus compatriotas.