martes, 30 de diciembre de 2008

El cese de los subsidios


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original। En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.

Atte। Abel Desestress


El tedio de este fin de año me llevó a ver el monótono espectáculo de nuestros parlamentarios en su última reunión del 2008. La fórmula de plantear problemas sin señalar las verdaderas causas, volvió -este diciembre- a la sala del Palacio de las Convenciones. Todo un estilo de decir, que comienza con una reverencia inicial más o menos así: “Nuestra Revolución ha hecho mucho por mejorar el comercio minorista, aún así subsisten problemas…” Sin esa indispensable genuflexión, se podría incurrir en un atrevimiento no permitido o ser señalado de hipercrítico e ingrato.
El discurso final hecho por Raúl Castro reafirmó la idea de terminar con los subsidios. Al escuchar esa frase, se tiende a pensar sólo en el cese de la cuota racionada de alimentos que recibimos los cubanos. Pero el llamado a erradicar precios simbólicos y gratuidades innecesarias es un arma de doble filo, que puede terminar hiriendo a quien la porta. Si fuésemos consecuentes con la eliminación del paternalismo, habría que comenzar rebajando la carga que significa el mantenimiento de esa obesa infraestructura estatal que alimentamos con nuestros bolsillos. Un trabajador que produce acero, níquel, ron, tabacos o está empleado en el bar de un hotel, recibe una minúscula porción de la venta de su producción o del costo real de sus servicios. El resto va directamente a subsidiar un insaciable Estado.
Entre el simbólico precio de una libra de arroz en el racionamiento o la enorme “tajada” de nuestros sueldos que se llevan quienes nos gobiernan, somos más emisores que receptores de subsidios. Erradicarlos debería ser nuestro slogan, no el de ellos.
1726 opiniones »


Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

viernes, 12 de diciembre de 2008

Arena fina


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original। En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.


Finalmente comenzamos el itinerario blogger. No sirvieron de mucho los gritos recibidos en la estación de policía, el constante operativo que tenemos sobre nosotros desde el jueves pasado y la prohibición de viajar a Pinar del Río. Hemos terminado por hallar las rendijas entre los dedos de los censores, por las cuales la arena fina de la información y el conocimiento ha logrado escabullirse.
El inicio de este encuentro, al que ningún participante quiso llamarle evento, ha transcurrido de forma apacible, sin aspavientos mediáticos ni pretensiones clandestinas. En nada se ha parecido a esos congresos, conferencias y simposios en los que hay una mesa presidencial colocada delante de un telón. No hemos sucumbido a crear una de esas consignas de cartón que marcan la pauta a seguir, ni siquiera llevamos credenciales o solapines.
Logramos dar el primer paso, porque “ellos” sólo esperaban el desafío o la cancelación, pero no previeron que el fenómeno blogger tiene una y mil maneras de camuflarse. Usaron sus viejos métodos de coacción, sin percatarse que a las criaturas de la virtualidad nadie les pone riendas reales. Al prohibir la sesión inaugural, sólo han conseguido develarnos las tantas posibilidades de difuminar este itinerario, sin necesidad de trasladarnos de una provincia a otra.
En unos días quedará inaugurado un sitio web para albergar las discusiones que han estado ocurriendo y lanzaremos la convocatoria a un concurso de blogs para el año 2009. Esas minúsculas partículas de ciberespacio que son nuestras bitácoras, ya les han abierto cauces en las manos a los intransigentes. Ellos –de tan pequeñas– ni las han visto pasar.
La nota de prensa redactada en conjunto por todos los participantes la pueden leer aquí.
3383 opiniones »

Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

viernes, 5 de diciembre de 2008

Un extraviado monosílabo



Un poema –en los años noventa– ironizaba sobre la desaparición de varios productos agrícolas de las mesas cubanas*. Su autor nunca firmó los simpáticos versos, pero el estilo mordaz señalaba directamente a un conocido escritor. Eran los años en que el CAME se había ido a bolina junto con el campo socialista y nuestros ombligos se aproximaban –dolorosamente– al espinazo. Las viandas parecían haber partido hacia el exilio, dejándonos un punzante recuerdo de su blandura.

El boniato, el plátano y la yuca regresaron más tarde, cuando la explosión social de 1994 obligó al gobierno a abrir los satanizados mercados libres. Encontramos sobre sus tarimas las variedades de tubérculos que habían acompañado asiduamente los platos de nuestros abuelos, pero a un precio que no se correspondía con los simbólicos salarios que recibíamos. Aún así, allí estaban. Con exprimir un tanto los bolsillos podía hacerse un suave puré de malanga, para iniciar a un bebé en las lides de la comida.

Mientras esos productos nacionales regresaban, llegaron algunos foráneos a suplantar a los criollos. En los hoteles comenzaron a comprarse naranjas y mangos de República Dominicana, flores de Cancún y piñas de otras Islas del Caribe. En las cocinas se hizo común un extracto importado de limón para suplir el perdido cítrico tan usado en salsas y adobos. La azúcar se trajo de Brasil y un paquete de zanahorias congeladas era más fácil de hallar que las larguiruchas que crecían bajo nuestra tierra. Sólo la guayaba no encontró competencia en las desacertadas importaciones y se irguió –dignamente– en sustitución de todas las otras frutas perdidas.

El colmo me ha llegado hace un par de semanas, cuando al recibir la cuota de sal que dan por el racionamiento, he comprobado que viene de Chile. No logro conciliar nuestros 5 746 kilómetros de costas con este paquete blanco y azul transportado desde el Sur. Si nuestro mar sigue igual de salado, qué fue lo que ocurrió para que sus minúsculos cristales ya no lleguen a mi salero. No ha sido la naturaleza –no le echemos otra vez la culpa a ella– sino este sistema económico disfuncional, esta apatía productiva y la tremenda subestimación a todo lo nacional que nos embarga. Tampoco ha sido el bloqueo.

Ahora, habría que rehacer el sarcástico poema de los productos extinguidos y agregarle un breve y extraviado monosílabo: sal.

*

La yuca, que venía de Lituana

el mango, dulce fruto de Cracovia

el ñame, que es oriundo de Varsovia

y el café que se siembra en Alemania.

La malanga amarilla de Rumania

el boniato moldavo y su dulzura

de Liberia el mamey con su textura

y el verde plátano que cultiva Ucrania.

Todo eso falta y no por culpa nuestra

para cumplir el plan alimentario

se libra una batalla ruda, intensa.

Y ya tenemos la primera muestra

de que se hace el esfuerzo necesario:

hay comida en la tele y en la prensa.


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

martes, 2 de diciembre de 2008

"El triunfo del espíritu es elevar la conciencia, para desechar la mente" (Abel Desestress)



Faltan las marchas
Escrito por: Yoani Sanchez en Generación Y , Noviembre,30,2008


Algo brilla por su ausencia en nuestro paisaje cotidiano. Esas convocatorias a marchar, que hace dos años eran ta
clarin.com 02 Dic 2008




El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

viernes, 28 de noviembre de 2008

AMIGA MI CORAZON SE REGOCIJA CON TU PREMIO. "The BOBs" UN PLACER SER TU VOCERO PARA EL MUNDO.

Yoani Sánchez gana el Premio al Mejor Weblog
con; Generación Y
La blogger cubana Yoani Sánchez logra describir con mucho esfuerzo como se vive el día a día en Cuba. Continuamente ha de enfrentarse a limitaciones que le impiden incluso leer su propio blog. Es como ella dice: una blogger a ciegas. Sus post son enviados por mail fuera de Cuba y son sus amigos los que los publican en el blog. A pesar de estas dificultades, Yoani es una auténtica estrella de la blogosfera y mantiene el contacto con una enorme comunidad de internautas en todo el mundo.
El premio especial Reporteros sin Fronteras ha recaído en esta ocasión en dos de los candidatos. El blog iraní "4equality" ha sido galardonado por su compromiso de lograr un millón de firmas para protestar contra las leyes que discriminan a la mujer en Irán. El otro ganador es la candidata china Zeng Jinyan, esposa del defensor de los Derechos Humanos y ganador del premio Sajarov, Hujia. La autora describe su vida bajo la constante vigilancia de las fuerzas
Siga este enlace para consultar quiénes son los ganadores del jurado de The BOBs 2008.

Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba।com/generaciony/

domingo, 23 de noviembre de 2008

"La sabiduría compartida, es amor esparcido" (Abel Desestress)


La semana pasada hablábamos de hormigas, de personas y tradiciones diminutas que sostienen el día a día. Pues bien, a unos pocos metros de mi casa me he encontrado esta valla con la misma metáfora de
clarin.com 23 Nov 2008



El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

martes, 18 de noviembre de 2008

Yoani Sanchez

No soy yo
Escrito por: Yoani Sanchez en Generación Y , Noviembre,18,2008

Un muchacho se me acerca para preguntar si soy “Yoani”. Me extiende una mano sudada y fría. Tengo miedo que venga a darme el
clarin.com 19 Nov 2008



El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

viernes, 14 de noviembre de 2008

Salvar hormigas

Mi madre iba con el bulto de ropa hacia el lavadero de cemento, donde el cepillo y el jabón blanquearían las camisas y desempercudirían los pantalones. La alarma se extendía sobre mi hermana y yo, al ver peligrar a las ingenuas hormigas que transitaban bajo la pila aún cerrada. Comenzaba entonces la carrera para salvar parte del imprudente hormiguero, ajeno al exterminio que mi mamá provocaría con el agua y la espuma. Niñas un tanto locas, dirían los vecinos, al vernos recuperar los minúsculos insectos que ellos ni percibían sobre el cemento gris.
Con el tiempo y miles de hormigas que no he podido salvar de la debacle, comprendí que lo nimio siempre está en peligro de ser barrido. Las revoluciones y las guerras arrasan con lo pequeño; con todo aquello que no aparece en las estadísticas ni en los grandes libros de historia. Las diminutas cosas que dan cuerpo y vida a una sociedad perecen cuando se abre la pila de los cambios violentos y de los conflictos bélicos.
El sabor de una fruta perdida en la memoria, una tarde en el contén del barrio hablando a máscara quitada, un ternero trotando en el campo sin temor a ser sacrificado ilegalmente, una limonada fría que no te ha costado una hora de cola. Todo eso forma parte también del hormiguero, aunque esas “lavanderas” que quieren limpiar y sacudir un país, crean que son antojos de minúsculos bichos.
Sigo siendo aquella niña temerosa de los que quieren cambiarlo todo, con recelo de los que proponen dar cepillo a las estructuras tradicionales। Me fío más de la pequeñez de las hormigas, de su constante caminar y de su lenta posesión de los espacios. Ellas, que aún son barridas por los chorros de agua, un día cerrarán por sí mismas las pilas.

El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original। En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra

Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Hospitales ¿lo llevas todo?


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: ।com/generaciony/">http://desdecuba।com/generaciony/

_____________________________________________________

Un cubo en una mano, la almohada bajo la axila y el ventilador apoyado en el hueso de la cadera. Entro por la puerta del hospital oncológico y la mochila que me sobresale sobre el hombro no deja ver mi rostro al custodio. Poco le importa, pues el hombre está acostumbrado a que las familias de los pacientes deben llevarlo todo, así que mi barroca estructura de aspas, cubo y fundas, no lo inmuta. Él no lo sabe todavía, pero en una bolsa que me cuelga de algún lado le he traído un pan con tortilla, para que me deje quedarme fuera del horario de visita.
Llego a la sala y Mónica sostiene la mano de su madre, cuyo rostro está cada vez más demacrado. Tiene cáncer en el esófago y ya hay poco que hacer, aunque la señora aún no lo sabe. Nunca he entendido esa negativa de los médicos a informarle a uno –directamente– cuán poco tiempo queda para el final; pero respeto la decisión de la familia, aunque no me sumo a la mentira de que pronto estará bien.
La sala tiene una luz tenue y en el aire se huele el dolor. Comienzo a desempaquetar lo que he traído. Saco la bolsita de detergente y el aromatizante con los que limpiaré el baño, cuyo “aroma” lo inunda todo. Con el cubo podremos bañar a la señora y descargar la taza, pues la válvula de agua no le funciona. Para el gran fregado traje un par de guantes amarillos, temerosa de los gérmenes que puede pescar en aquel hospital. Mónica me conmina a seguir desempacando y extraigo la cantina de la comida y un purecito especial para la enferma. La almohada ha venido de maravilla y el juego de sábanas limpias logra tapar el colchón, manchado con sucesivos efluvios.
Lo mejor recibido es el ventilador, que conecto a dos cables pelados que asoman desde la pared. Sigo desembalando y llego a la jabita con los materiales médicos. He conseguido unas agujas adecuadas para el suero, pues la que tiene en el brazo es muy gruesa y le produce dolor. También compré algo de gasa y algodón en el mercado negro. Lo más difícil –que me ha costado días e increíbles canjes– es el hilo de sutura para la cirugía que le harán mañana. Le traje además una caja de jeringuillas desechables, pues puso el grito en el cielo cuando vio a la enfermera con una de cristal.
Para la distracción, he cargado con una radio y a una paciente cercana le han traído un televisor. Mi amiga y su mamá podrán ver entonces la novela, mientras yo busco al médico y le entrego un regalo enviado por el esposo de la enferma. Al llegar la hora de dormir, una cucaracha atraviesa la pared cercana a la cama y me acuerdo que también traje un spray contra insectos. En la mochila todavía me quedan algunas medicinas y un regalito para la muchacha del laboratorio. El dinero lo tengo en el bolsillo, pues las ambulancias son para casos muy críticos y cuando la envíen –desahuciada– a casa, tendremos que tomar un Panataxi.
Frente a nuestra cama hay una viejita que se come la sopa aguada que le ha dado el personal del hospital. Alrededor de su cama no hay ningún bolso traído por la familia y no tiene almohada para apoyar la cabeza. Pongo el ventilador de una forma que ella también reciba el fresco y le hablo sobre la llegada de otro huracán. Sin que se dé cuenta toco la madera del marco de la puerta, no sé muy bien si para expulsar el miedo a la enfermedad o el espanto ante las condiciones del hospital. Una mujer pasa gritando que vende panes con jamón para los acompañantes y yo me encierro en el baño, que huele a jazmines después de mi limpieza.
1896 opiniones »

lunes, 10 de noviembre de 2008

Aura tiñosa


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original। En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.

En la línea de que los nombres revelen poco o nada del alma de las cosas, se inscribe el huracán Paloma. Su temido vuelo -categoría cuatro- tiene más de carroñero en pos del animal herido que de blanco aleteo. A los ciclones le cuelgan calificativos tiernos que después vienen a engrosar el vocabulario de lo desastroso. Se van y nos dejan con nombres como Iván, Charlie, Denis o Gustav para con ellos designar aquello que nos parezca igual de destructivo. De ahí que nuestros políticos -y sus arrasadores planes económicos- han sido llamados como una tormenta tropical o como el huracán fuerza cinco que se llevó tantas casas.Pero hoy el sarcasmo onomástico es más cruel. Paloma revoletea sobre una Isla herida, hinca su pico en regiones que todavía muestran las llagas dejadas por los huracanes de agosto y septiembre. Tiene el cuello pelado de las auras tiñosas –endémicas como el absurdo- y la negrura de sus plumas no presagia nada bueno.
A la naturaleza es mejor no tratar de entenderla. Ella tiene su caos y su lógica. A nosotros nos ha tocado por el momento su desconcierto, su locura. Paloma pasará, dejándonos la Isla en el mismo lugar, la destrucción un tanto más profunda que hoy y los sueños, mucho más lejanos.
1936 opiniones »
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

jueves, 6 de noviembre de 2008

Cultivos de ciclo corto


Las ilusorias soluciones que una vez se hicieron llamar “zafra de los diez millones”, “cordón de La Habana” o “Plan alimentario” se han trasmutado hoy en otras utopías como Revolución Energética, perfeccionamiento empresarial, petróleo en las aguas del Golfo o exportación de capital humano. A todas las recorre el mismo infantil delirio de querer curar con una sola medicina la agonizante salud de la economía cubana.
Recuerdo un montón de esas fracasadas quimeras, pero fue la de eliminar la hambruna cultivando plátano microjet la que viví con especial intensidad. Estaba yo en un preuniversitario en el campo llamado República Popular de Rumania, aunque a las alturas de 1991 ya Ceausescu y Elena habían sido ejecutados. Trabajaba en los platanales circundantes, que nos servían también como motel para el amor y excusado más limpio que el del albergue. En los surcos, miles de pequeñas mangueras –de ahí el nombre de microjet- atomizaban agua todo el tiempo. Las plantas daban unos frutos enormes y sosos, cuyas cáscaras estallaban por el desproporcionado crecimiento del interior. En nuestros platos, aquel aguado manjar no podía sosegarnos el hambre, como tampoco pudo sacar al país de la crisis.
Después de los huracanes, ha aparecido un nuevo espejismo al estilo de los mojados plátanos de mi adolescencia. Lo llaman con el eufemismo de “cultivos de ciclo corto” y propone priorizar la siembra de cebollinos, ajos porros y acelgas a la de otros cultivos que necesitan más tiempo y cuidados. Con esa estrategia agrícola se pretende llenar apresuradamente las desoladas tarimas de los mercados y tranquilizar a la irritada población cubana. Todos los dientes que preferirían hincar una yuca en lugar de una hoja de orégano, tendrán que conformarse entonces con estos frutos de la inmediatez.
Tengo el temor que esta medida temporal se vuelva crónica y la caprichosa piña -que necesita meses entre su siembra y el momento de consumirla- sea sustituida por tres ciclos de col china. Discúlpenme la desconfianza, pero el amplio catálogo de los desastres económicos y agrícolas no me permite creer que esta vez sí darán en el clavo.

Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original। En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra।

Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

martes, 4 de noviembre de 2008

Algo podría comenzar este martes


La calle no es la misma ni las vecinas –normalmente chachareando en las colas de los mercados– hablan hoy de los temas de siempre. Levantan las cejas y señalan hacia el Norte, mientras hacen vaticinios sobre quién saldrá electo en las urnas norteamericanas. No recuerdo haber vivido una algarabía así alrededor de las elecciones presidenciales cubanas de febrero pasado.
El zapatero de mi edificio ya tomó partido por un candidato y la viejita que vende flores tiene colgado en la blusa un sello de Obama. Nuestra aburrida trayectoria de dos presidentes en cincuenta años nos exacerba la curiosidad hacia las elecciones foráneas. También sabemos que la decisión de los votantes estadunidenses repercutirá aquí adentro y no tan metafóricamente como el aleteo de una mariposa en el Amazonas. Las remesas que permiten a miles de familias cubanas llegar a fin de mes vienen fundamentalmente de la otra orilla, donde habita una porción de esta Isla que los insultos de “gusanos”, “vendepatrias” y “mafiosos” no han logrado excluir de nuestros vínculos emocionales y familiares. El propio discurso político de nuestros gobernantes perdería eficacia sin colocar a los Estados Unidos en el papel del enemigo. Nunca como hoy el destino de Cuba ha estado tan aparentemente separado y, sin embargo, tan dependiente de lo que ocurra a noventa millas.Así que todos estamos expectantes de quién saldrá ganador este martes 4 de noviembre. Los que tienen hijos que sólo pueden venir a visitarlos cada tres años, confían en que el candidato demócrata flexibilizará los viajes a la Isla. Otros apuestan a que la mano dura de los republicanos logrará forzar las aperturas que hemos esperado por décadas. Ante el pronóstico reservado que muestra el interior de nuestro país, hay quienes aseguran que el resultado de hoy pondrá en marcha o descarrilará –definitivamente– el carro de las reformas en Cuba.
Yo preferiría que lo empujáramos nosotros mismos, pero muy pocos quieren cambiar la labor de profeta por la ardua tarea de hacer que las cosas ocurran. Hasta la hora que escribo este post, el caprichoso vehículo de los cambios parece estar varado al borde de la calle. Tengo mis dudas de si lo acontecido este martes lo impulsará a moverse.
1480 opiniones »

El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original। En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra।
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

domingo, 2 de noviembre de 2008

Interruptos


“Veintitrés años y cuatro abortos” va diciendo a todo el que quiera oírla. En su delgada figura la maternidad haría muchos estragos, me explica, a la par que se ajusta la cortísima saya a las caderas. Durante largos años la interrupción de embarazos fue usado como método anticonceptivo por miles de mujeres cubanas. En los ochenta, los condones era una ilusión y para cuando la venta se extendió a todas las farmacias muchos hombres se negaban a usarlos.
Conocí a esta estilizada villaclareña en una guagua Yutong rumbo a provincia. En la primera hora de interactuar me contó todos los detalles de sus gestaciones truncadas. “No duele tanto” dijo mientras le hacía un guiño al chofer, que le miraba las piernas por el espejo retrovisor. En una perorata de casi cuarenta minutos quiso explicarme los motivos, aunque yo los conozco de sobra. Que vive con sus padres y comparte un cuarto con la hermana, que los hombres con los que ha intimido algunos son casados o no quieren tener hijos, que quiere irse del país y con un bebé es más difícil… Terminó aclarándome “Tengo una amiga en un hospital ginecológico y ella siempre me resuelve”.
Tuve que sacudirle su ilusión de seguir dejando en el quirófano los problemas habitacionales, amorosos o migratorios y le anoté que ya no se hacen abortos en los hospitales. La prensa no lo ha publicado –como tampoco ha hablado de las elevadas cifras de legrados practicados hasta hace muy poco– pero desde algunos meses una directiva interna limita realizar interrupciones de embarazos. El motivo es que la curva de la natalidad se cae y hay que tratar de levantarla, así sea forzando a las mujeres a parir. Se mordió el labio sin creerme y me aclaró con desfachatez “No te preocupes, yo le llevo un buen regalo al doctor y me deja el útero nuevecito”.
La guagua cogió un bache y advertí que el chófer seguía extasiado con sus muslos. Tuve el temor de que chocáramos y fuéramos a terminar como otro breve viaje, truncado entre sus piernas.
3116 opiniones »



El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original। En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra।

Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

jueves, 30 de octubre de 2008

Botoncito verde

Manos que salen de trajes bien cortados aprietan hoy en la ONU el botoncito rojo, verde o amarillo para pronunciarse sobre el bloqueo/embargo*. Las últimas semanas, la tele nos ha lanzado el repertorio completo de cifras, testimonios y análisis sobre los estragos de las restricciones comerciales que padece Cuba. El tema ha sido tan manipulado por los políticos que, desde acá abajo, muchos hemos optado por “ponerle el off” o “apagarle el tabaco”.
Al prever el resultado de las votaciones, me gustaría remitirme al otro asedio, al de cada día. Ese que impide que yo pueda entrar o salir libremente de mi país, que me asocie con un grupo político o cree una pequeña empresa familiar. Un bloqueo interno, construido a base de limitaciones, control y censura, que ha costado a los cubanos cuantiosas pérdidas materiales y espirituales. Pruebo a dejarme llevar por el Granma –tengo que hacer un gran esfuerzo- y trato de encontrarle el protagonismo a esto que hoy se debate en las Naciones Unidas. Salgo a la calle y lo que más salta a la vista son las continuas restricciones que nuestro gobernantes nos imponen; ese muro contra el cual nadie votará hoy en la ONU.
¡Si nos dejaran apretar el botón! ¡Si pudiéramos votar para sacudirnos el cerco que nos bloquea en el interior de la Isla! Yo dejaría mi dedo sobre el botón color verde durante varios días.
* Me resisto a llamarlo de ninguna de las dos formas acuñadas –ya saben lo malcriados que somos los lingüistas con esas cosas-. En mis conversaciones cotidianas le digo simplemente “el pretexto”, la torpe “justificación” que le sienta tan bien a quienes nos bloquean aquí adentro.
El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original। En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra।
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

sábado, 25 de octubre de 2008

De etiquetas y listas


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

Meter en gavetas, clasificar y etiquetar no es tarea sólo de oficinistas o burócratas. Hay quienes sienten un gusto especial en colgarle rótulos a los ciudadanos. El arte de ponernos en listas por categorías ha sido una práctica habitual durante las últimas décadas en Cuba. Un día vas a parar al directorio de los “incómodos” o al manso listado de los “colaboradores”. Las delaciones pueden sacarte del estante de los “seguidores” y llevarte al complicado file de los “enemigos”. Hay quienes entran al listado con las siglas “CR”, que representan el adjetivo más usado contra los que piensan diferente: contrarrevolucionario.
A los archivadores les saca del paso no saber en qué inventario van a poner a un individuo. Se molestan cuando sus viejas categorías no funcionan para los fenómenos que recién surgen. A estos “rotuladores de la opinión” les vendría bien incorporar nuevos adjetivos a su gastado repertorio, pues casi nadie pestañea ya cuando lo tildan de “empleado del Imperio”. La esquemática estantería donde han ido colocando a los cubanos está llena de comején, pero tristemente nosotros mismos seguimos usando los epítetos que “ellos” nos inventaron.
Me he negado a estar en cualquier lista y sin embargo ¡estoy en tantas! Preferiría, no obstante, la fila india de los que quieren terminar con esos ridículos catálogos de ciudadanos. Confío en que un día baste el gentilicio de esta tierra, para saber en cuál enumeración nos ubicamos todos.
Esa soy yo. ¿Y tú, en qué lista estás?

lunes, 20 de octubre de 2008

Cuadrito concentrado


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/


Discutí con una señora en la cola de la malanga. Ella quería colar a dos amigas y yo calculé que así yo no alcanzaría las diez libras de vianda –racionada desde el paso de los huracanes-. Al final, dejé que las dos viejitas se pusieran y ni las insulté cuando el vendedor me anunció “¡Se acabó!”. Es que me deprime fajarme por comida; quizás por eso estoy tan flaca. En la beca donde estudié el preuniversitario, nunca tuve garras para coger una mejor ración, como sí las obtenían los más fuertes. Cuando me veo reducida a pelear para alcanzar un alimento me siento mal y prefiero llegar a casa con la jaba vacía. Claro que a mi familia no le hacen ninguna gracias mis excesos pacifistas.
Para consolarlos, compré unos cuadritos concentrados de sopa. Que viene a ser la comida más usual para la gran mayoría de los habitantes de esta ciudad. Cuando algún despistado turista me pregunta cuál es el plato típico de la comida cubana, le respondo que de ese ni me acuerdo, pero sí conozco las recetas más comunes y cotidianas. Le enumero el “arroz con cuadrito de costilla”, “arroz con perrito caliente”, “arroz con concentrado de bacon” o el manjar de “arroz con un cubito de pollo y tomate”. Este último tiene un color entre rosado y naranja que resulta muy divertido.
Si constantemente estamos digiriendo noticias pre-cocinadas en la tele, discursos enlatados y pasados de fecha de caducidad, cuadritos de paciencia y espera para soportar el día a día, qué más da que nuestro plato refleje también esos acres sabores.
Así que me resigno y compro el dichoso placebo que me hará creer que el arroz contiene una sabrosa costilla o un pedazo de pollo. Después de una “complejísima” elaboración pongo sobre la mesa el humeante plato. Mi hijo, al sentir el olor, me pregunta con reproche: “¿Por qué no peleaste más en la cola de la malanga?”
1745 opiniones »

sábado, 18 de octubre de 2008

La peluda cola del gato


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/


Aunque la persecución se ha anunciado contra los que desvíen recursos, especulen con los precios o hurten alimentos, el mercado oficial también ha colapsado por estos días. En un breve recorrido por las cafeterías estatales de mi barrio, pude comprobar la reducción de las ofertas. Un restaurante en pesos convertibles y especializado en pescado no vende ya pizzas de camarones ni arroz a la marinera. ¿Por qué? Porque en esta Isla nada puede escapar a la presencia del trapicheo informal, a los brazos que en la sombra de la ilegalidad sostienen hasta lo que parecía ciento por ciento estatal.
Para mantener las ventas en las cafeterías y restaurantes, evidentemente se necesitaban los suministros del mercado negro. Una buena parte de lo que se vendía bajo la máscara de ser asignado de forma oficial, en realidad había sido comprada por los propios empleados a vendedores informales. Con los recursos que las empresas distribuidoras de alimentos colocan en los centros públicos no se podría mantener una oferta constante. Los camareros y administradores de esos sitios trabajaban allí fundamentalmente por la ganancia extra-salarial que dejaba la venta de estos productos ilegales. Al no poder obtener estos dividendos, han perdido el interés de tener la tablilla de anuncios llena y los clientes lo notan.
Por la obsesión de cazar al ratón, el gato ha visto atrapada su propia cola en la trampa. Esa peluda prolongación de ilegalidad y corrupción que al cortársela lo desangra en poco tiempo.

lunes, 13 de octubre de 2008

¿Qué fue primero?


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: ।com/generaciony/">http://desdecuba।com/generaciony/

Precios disparados los que por estos días muestra el mercado informal. Un huevo ha llegado a costar la elevada cifra de cuatro pesos cubanos –el tercio del salario medio de una jornada laboral–. Pero el bolsillo de los compradores no ha sido el más afectado; para los que vendan ilegalmente este producto, las condenas pueden llegar a dos años de privación de libertad. La medida busca eliminar el trapicheo de estas posturas, posterior a la hecatombe que ocasionaron los huracanes Ike y Gustav en las granjas avícolas. Osados comerciantes de la bolsa negra son procesados en juicios sumarios como escarmiento para quienes mercadean ilícitamente con comida, materiales de construcción o medicinas.
Nuestros policías –largamente entrenados en detectar carne de res, queso, camarones y leche en polvo– ahora también rastrean los huevos. El resultado más inmediato de esta nueva razia es la desaparición de ciertos productos que sólo nos llegaban gracias a los vendedores que tocaban a nuestras puertas. Por estos días, pregonar “Huevoooooos” puede ser más peligroso que gritar una consigna antigubernamental. Bueno, no hay que exagerar, la opinión siempre ha sido más castigada.
La nueva ola contra el mercado informal nos ha ayudado a resolver el acertijo de “¿Qué fue primero?” Ahora ya sabemos que al principio fue el huevo, después arrestaron a los que vendían dulces caseros, más tarde fueron procesados los que protestaban por el elevado precio del combustible y finalmente el castigo llegó a aquellos que narraron la escasez de productos en los mercados agrícolas. Para cuando le llegue el turno a los que trafican con la gallina, ya las condenas excederán el cálculo de una vida humana.
879 opiniones »

lunes, 6 de octubre de 2008

Una valla para cubrirse


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

El sábado aprovechamos que una amiga iba rumbo a Pinar del Río y nos fuimos en su carro con algunas donaciones para los afectados. Ropa y comida regaladas por gente que tiene poco, pero con ganas de ayudar a quienes tienen menos. Esa solidaridad entre ciudadanos que, aunque parezca insignificante comparada con la que pueden dar los gobiernos y las ONGs, no debe dejar de hacerse. El destino final de las cosas recolectadas fue el pueblo de Consolación del Norte y los pequeños caseríos colindantes, algunos de los cuales todavía no tienen electricidad.
En la carretera sorprende ver cuán rápido se han restablecido todas las vallas políticas. Estos carteles serían más prácticos como techos para casas, que en su función actual de propaganda ideológica. Uno de esos gigantescos posters de metal bastaría para cubrir alguna de las viviendas en las que todavía sus moradores duermen bajo las estrellas. ¿Se imaginan tener como cubierta uno que diga “Sólo de nuestro trabajo podrán salir los recursos”? Vivir bajo semejante perogrullada no sería muy agradable, pero al menos se está a salvo de la lluvia.
Volví y confirmé que la recuperación tardará años, que la esperanza escasea y que lo peor puede estar por llegar, cuando el entusiasmo de la ayuda pase. La policía ha recrudecido los controles en la carretera, para evitar el trasiego de mercancías hacia el mercado informal. Malas noticias para todos aquellos que dependemos, en gran medida, de los vendedores que tocan a nuestra puerta. Una intensa campaña contra el desvío de recursos, los precios altos en los mercados agrícolas y todo aquel que propale rumores negativos, nos advierte de lo que vendrá. Ya sabemos que esas ofensivas comienzan por atacar lo ilegal y evolucionan hasta restringir los pocos espacios de opinión y perseguir incluso a los vendedores de maní. La condición de “plaza sitiada” se acentúa, por lo que no me sorprenderían algunos ejemplarizantes procesos jurídicos en aras de “conservar el socialismo”.
Estos dos huracanes nos han dejado atrapados en un cuadro que ya conocemos. El de un Estado que intenta resolver con centralismo, control, amenazas legales y mano dura lo que debería solucionar con apertura, espacio a la iniciativa privada, libertades y reformas.

sábado, 27 de septiembre de 2008

Volver a la normalidad



El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/
El cómputo del desastre ha terminado y nuestros noticiarios parecen haber entrado en una etapa rosa, donde sólo hay espacio para las crónicas de recuperación y optimismo. Ni el lamento ni la duda tienen cabida entre tantos llamados a la confianza. Las opiniones y los rostros que se muestran en la tele son cuidadosamente seleccionados: sólo saldrán aquellos que tengan algo esperanzador que decir. La frase “volver a la normalidad” es repetida por secretarios generales del Partido, por choferes de camiones cargados de tejas y hasta por los propios damnificados. Se trata de borrar a toda costa el “ahora” para regresar al “antes” de los dos huracanes.

Los cierto es que no creo que un mes atrás tuviéramos algo parecido a la “normalidad”. Es más, en las tres décadas que arrastro sobre mis hombros, no creo haber vivido en otra cosa que no sea lo anómalo. A quienes pronuncian la palabrita, me gustaría preguntarles si ellos creen que es “normal” el Período Especial, el miedo a la opción cero, los discursos interminables, la Batalla de Ideas, los mítines de repudio, mis amigos armando una balsa para echarse al mar, el “hay pero no te toca, o te toca pero no hay”, las colas perennes, las promesas de cambio que no se concretan, las tierras ociosas, la idea de plaza sitiada donde disentir es traicionar, el hablar en voz baja, la paranoia a que todos puedan ser del Aparato, las restricciones a viajar, los privilegios de unos pocos, la dualidad monetaria, el adoctrinamiento en las escuelas, la falta de expectativas, las vallas con consignas que nadie cree y la espera, el aguardar, los sueños de que alguna vez todo pueda arribar a un punto cercano a la “normalidad”.

1877 opiniones »

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Colecciono “negativas”


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

Hay quienes tienen una pared llena de diplomas o la camisa se les tensa bajo el peso de las medallas. Héroes que acumulan cicatrices y ciudadanos que acopiamos frustraciones. Para no quedarme atrás en esas manías generalizadas de coleccionar, trato de hacer mi propio muestrario de algo. Recopilo negativas de viajes, papelitos que repiten no puede salir “por el momento” y boletos de aviones aplazados. Todo eso con la misma compulsión que otros atesoran etiquetas de refresco o figuritas de cerámica.

Cabecidura, como una lata de leche condensada, he vuelto a presentar mis papeles para visitar Europa. No conforme con el “no” que ya me habían dicho en mayo, regresé a la Oficina de Emigración y Extranjería del municipio Plaza. Esperé varios días, mientras la rotura de una máquina de pegatinas prolongaba una respuesta que ya intuía. Al final, alguien de verdeolivo me confirmó que la penalización sigue en pie. El correctivo, el arroz bajo las rodillas, es en mi caso la prohibición de salir de esta Isla. ¿No habrá aprendido Papá-Estado cuán fastidiosos se vuelven los niños que rara vez salen de casa?

• Les dejo aquí el segundo documento que, en menos de un año, da cuenta de mi condición de blogger cautiva.

viernes, 19 de septiembre de 2008

Huelga de vientres


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/
Se iba a llamar Gea y vendría a aliviarle a Teo la carga de ser el único niño de la casa. Con ella hubiera vuelto a preparar purecitos de malanga, hervir pomos en la noche y lavar tandas de pañales. Sólo que al pensarlo mejor, Gea se quedó en el deseo de otro hijo que no tuve. Me proyecté veinte años más adelante, con los mismos problemas habitacionales de hoy y con dos hijos casados que traerían a vivir a sus conyugues a nuestro apartamento. En un principio, los tres matrimonios trataríamos de mantener la armonía, pero las peleas llegarían inevitablemente.

Nuestra casa sería como tantas, donde habitan varias generaciones y una sorda batalla se desarrolla cada día. El refrigerador quedaría dividido en tres zonas y las parejas harían el amor en voz baja, ante la proximidad de las otras camas. Llegarían los nietos a compartir la habitación con los abuelos –en este caso mi marido y yo– y a hacerles sentir que ya les estorban a los más jóvenes. Los niños pasarían una buena parte del tiempo en el pasillo o en la calle, a causa del poco espacio disponible en el hogar. Se harían adolescentes y buscarían pareja, nuevos potenciales inquilinos para esta casa a punto de reventar.

Si antes de los huracanes Gustav e Ike, mi generación y la de Teo debían esperar cuarenta años más para tener una vivienda, ahora el plazo ha traspasado los límites de una vida humana. Junto a las tejas y las ventanas que se llevaron los vientos también salieron volando nuestros sueños de tener un techo propio. Donde no hay recursos para devolverle lo perdido a los damnificados, qué pueden esperar los que ni siquiera tenían algo.

Sin sentimentalismos: Gea se ha esfumado del todo de mi vida, ahora sí que no habrá espacio para ella.

domingo, 14 de septiembre de 2008

Lindoro Incapaz


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

Un personaje de cuello gordo y portafolio en mano aparece cada miércoles en el programa humorístico “Deja que yo te cuente”. El mismo espacio donde el profesor Mente Pollo –ya descrito en este Blog- suelta sus perogrulladas de sabio diletante. Lindoro Incapaz es el director de una empresa ineficaz y tiene un auto, con matrícula estatal, que jamás usa en beneficio de los trabajadores. Impecablemente vestido se acerca a sus subordinados y les advierte con ironía: “A mí me complace complacer”. Sus kilos de más y su elegante traje azul oscuro contrastan con el aspecto desaliñado y la improductividad de todo el taller “Bartolete Pérez”.

Este prototipo de jefe ostenta una frase que ha logrado insertarse en el vocabulario popular. Justamente, el epíteto con el que se refiere al ineficiente, apático y mal pagado grupo de reparadores de electrodomésticos que él dirige. Con su sonrisa Colgate llega y les pregunta “¿Cómo está este aguerrido colectivo?” a la par que anuncia alguna tarea impostergable o un nuevo absurdo burocrático. Lindoro Incapaz no es la caricatura de un dirigente, sino la suma de muchos de ellos, el retrato con tonos humorísticos de los que tienen algo de poder.

Por estos días he evocado frecuentemente al regordete director de empresa y su lenguaje triunfalista. En medio de una gripe, provocada por la lluvia que entró por todas las ventanas de mi casa, escuchaba en mi pequeño radio de dinamo a muchos Lindoros Incapaces. Hablaban precisamente de un “aguerrido colectivo”, donde yo sólo veo caras desesperadas. Llamaban a la calma y a la resistencia, desde sus cuellos gordos, desde sus autos secos. Algunos –los de más poder- sin personarse si quiera en los lugares del desastre y a través de una línea telefónica, intentaban hacer promesas tan huecas y vacías como las del personaje satírico.

Nuestros Lindoros Incapaces no quieren reconocer que la situación de emergencia creada por Gustav e Ike no es sólo culpa de los fuertes vientos y las lluvias, sino también del desastre productivo y habitacional que arrastraba esta Isla desde antes. Hoy en la mañana, después de dos horas de cola, pude comprar cuatro libras de boniato y un pedazo de fruta bomba, sin ver en la fila a ningún espécimen de dirigente. Para la carne de cerdo, hay que sacar turnos en la madrugada. En las tiendas en pesos convertibles las neveras vacías apestan por los pollos y las carnes que se echaron a perder. El tema alimentario toca fondo y aunque mi casa soportó los vientos y en mi zona no hay grandes estragos, la gente sólo sabe preguntar por comida. La subida del precio del combustible ya provocó que los taxistas privados duplicaran sus precios, por el tramo que antes costaba diez pesos ahora debemos pagar veinte. Pero la tele no ve ese lado de la crisis, sino a un pueblo enérgico y “aguerrido”, que hace votos de confianza y esperanza ante las cámaras.

¿Qué harán los Lindoros Incapaces cuando las consignas, gritadas hoy frente a los periodistas, se vuelvan frases de descontento y protesta? ¿Se esconderán entonces –con una reserva de comida- en el interior de sus portafolios?

sábado, 6 de septiembre de 2008

“Soplan vientos de renovación en cuba con Raul. Solo tiene 76 años” (Abel Desestress)


No sé cómo tomarlo, pero este 4 de septiembre me hago un año más vieja, más impertinente y más blogger.

El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

viernes, 29 de agosto de 2008

Gorki


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

Se lo llevaron, porque nada desestabiliza más a los intransigentes que un hombre en su estado más libre. En la quinta Unidad de policía -3ra y 62, Playa- donde los delincuentes se alternan y una taza de baño es una quimera dolorosa, rasga Gorki las cuerdas de su rebeldía. Es un tipo raro, todos lo notan; más raro aún en una sociedad donde el modelo del “hombre nuevo” es la versión, a color, del tonto del aula.

Gorki concentra el atractivo que no tienen sus censores: canta, se contonea y grita en sus cruentas letras de rock lo que otros balbucean con miedo. Tiene una habitación forrada con cartones de huevo que le han regalado, porque sumando los recibidos en el mercado racionado no hubiera podido empapelar ni un armario. Está acusado de un delito salido del guión del filme “Minority Report”; incriminado bajo el eufemismo de “peligrosidad pre delictiva”. Traducido al lenguaje de la realidad, significa que te ponen tras las rejas para que no cometas esa trastada que otros presagian.

En el caso de Gorki, la inculpación ha sido moldeada por un delegado de la circunscripción con delirios de James Bond, por una vecina a la que han “aconsejado” que haga la denuncia y por una comunidad que evita interceder por los “incómodos”. El jueves será la vista preliminar y sólo alguna ropa y objetos de aseo, que su padre le llevó, han podido entrar hasta donde lo tienen “guardado”. Hay pocas posibilidades de que el abogado defensor convenza al estricto fiscal que la melena de Gorki, sus canciones de rock y el ruido de su guitarra, no son más peligrosos que la inercia, el conformismo o la doble moral que lo envuelve todo.

lunes, 25 de agosto de 2008

Lo que veo alrededor




El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

Una ciudad no sólo se identifica por su gente, su arquitectura o sus plazas, sino también por sus vallas, posters y grafitis. Por eso he salido a fotografiar los carteles que están en el perímetro alrededor de mi casa. Les dejo la secuencia y así verán ustedes las imágenes y los mensajes que me rodean:

miércoles, 20 de agosto de 2008

La corrupción de la sobrevivencia


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

Tiene 28 años y trabaja en la piscina de un hotel, porque su padrastro le compró un empleo en el turismo. Su dominio del inglés es fatal, pero con los dos mil pesos convertibles que le pagó al administrador, no fue necesario hacer la prueba de idiomas. Más de la mitad de las botellas de ron y coca cola que vende en el snackbar, la ha comprado él mismo a precio de mercado minorista. Los colegas le enseñaron a priorizar la venta de su “mercancía” por encima de la que el Estado destina a los turistas. Gracias a ese truco, se embolsa en cada turno de trabajo lo que ganaría un neurocirujano en un mes.

Su ritmo de gastos se apoya en las ganancias ilegales, así que trata de cumplir y no desentonar en el plano de la “incondicionalidad ideológica”. Es uno de los primeros que llega cuando convocan a una marcha o al desfile del primero de mayo. Entre sus ropas guarda, para cuando haga falta, un pulóver alusivo a los cinco héroes, otro con el rostro de Che Guevara y uno, intensamente rojo, que dice “Batalla de Ideas”. Si su jefe intenta sorprenderlo en el desvío de recursos, se cuelga una de esas camisetas y la presión baja.

Con sus pocos años, ya ha comprendido que no importa cuántas veces pasas la línea de la ilegalidad, siempre que te mantengas aplaudiendo. Unas consignas gritadas en un acto político, o aquella vez que le salió al paso a un “grupúsculo” contrarrevolucionario, lo han ayudado a conservar tan lucrativo empleo. Sus manos, que hoy roban, engañan a los clientes y desvían mercancías estatales, firmaron –hace casi seis años- una enmienda constitucional para que el sistema fuera “irreversible”. Para él, si lo dejan seguir llenándose los bolsillos, el socialismo bien podría ser eterno.

305 opiniones »

lunes, 18 de agosto de 2008

Subir y bajar


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

Más de veinte años de remendar el ascensor soviético y de hacer deporte por las escaleras, están a punto de terminar. Dos flamantes elevadores rusos acaban de llegar a mi edificio para remplazar la obsoleta tecnología socialista. Hemos tenido que esperar a que el vetusto artefacto exhibiera su actual estado de “peligro para la vida”; que los edificios de los militares –cercanos al mío- tuvieran prioridad en la sustitución de sus ascensores y que las relaciones Cuba-Rusia volvieran a florecer.

Estoy feliz porque Reinaldo no tendrá que emplear tanto tiempo en remendar el prehistórico ascensor de Armenia. Gracias a quienes hace veinte años lo expulsaron de su profesión, los habitantes de ciento cuarenta y cuatro apartamentos hemos disfrutado de un periodista devenido mecánico que, al vivir en el piso catorce, ha tenido mucho interés en reparar el elevador. Sólo con el empeño de los vecinos ha podido extenderse la vida útil de algo que debió ser reemplazado hace muchos años. Las soluciones que aplican los ciudadanos son mostradas muchas veces como “logros del sistema”, cuando deberían inscribirse como desesperados pataleos de sobrevivencia.

Después de una década canibaleando uno de los elevadores y de tomar sus piezas para echar a andar el otro, tenemos la esperanza de reemplazarlos. El montaje durará alrededor de cuatro meses, en los que dejaré muchas calorías sobre los doscientos treinta y dos escalones que me separan de la calle. Sin embargo, no me asusta el intenso ejercicio: he subido estos catorce pisos llevando a cuestas mi bicicleta, trasladando un colchón y, un montón de veces, con mi hijo en los brazos. Ahora lo haré con el aliciente de que tendremos pronto dos nuevos ascensores. No serán soviéticos, como aquellos de tan mala calidad, sino –y aquí bien vale hacer la diferencia- sencillamente “rusos”.

lunes, 11 de agosto de 2008

Todo por una cerveza


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/
Falta mucho para que llegue el momento de jubilarme; no obstante, he leído con detenimiento la propuesta de Ley de Seguridad Social que será discutida por el parlamento. Como muchos cubanos, decidí saltar sin red y ganarme la vida de manera freelance, pues la garantía de una futura pensión me resultaba muy lejana, comparada con los apremios económicos del presente.

Al mirar la nueva propuesta de subida de las pensiones, reparo en los simbólicos números que pretenden compensar el aumento –en cinco años– de la edad de jubilación. Leo, boquiabierta, que una educadora de preescolar que se jubile después de aplicada la nueva legislación sólo ganará treinta y cinco pesos más que otra que se pensione mañana mismo. Además de ver pospuesta la fecha de su merecido descanso, recibirá un risible aumento equivalente a 1.40 cuc.

Dicho con toda la crudeza que la situación merece: esta señora trabajará ahora cinco años más y eso le alcanzará, cuando finalmente deje su vínculo laboral, para tomarse una cerveza mensual. Tal vez a la educadora jubilada no le gusta el alcohol o su médico se lo haya prescrito, entonces podrá destinar esa “notable” subida en su renta para comprarse un tubo de pasta o un desodorante. Sería simpático y dramático a la vez si la hipotética señora se lanzara a la calle coreando la pregunta “¿Todo esto sólo para una cerveza?”.

miércoles, 6 de agosto de 2008

Un trocito de tierra y algo más


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/
Después de exprimir estos últimos meses, logro extraerles algunos sucesos que podrían denominarse “novedosos”. Uno de los más anunciados ha sido la entrega de tierras ociosas a quienes quieran hacerlas producir. Bajo el concepto de usufructo y por un plazo de diez años se ofrece hoy lo que hasta hace poco eran subutilizados latifundios estatales. Hecha la ley y estudiados los “pro y los contra”, el mayor problema ahora es convencer a los potenciales favorecidos de que no habrá una anulación prematura del contrato.

Contagiada por la nueva práctica de hacer producir lo subutilizado, me he paseado por mi ciudad pesquisando todo lo inútil. He logrado inventariar un número escalofriante de servicios, fábricas y centros de trabajo que compiten por el galardón de la ineficiencia. De manera que si le aplicamos la misma lógica que a la tierra, estos podrían ser ofrecidos a ciudadanos que los regenten de manera privada. El resto de nuestra economía centralizada, reclama el mismo tratamiento que esas hectáreas llenas de marabú concedidas en usufructo, hoy, al campesino autónomo.

En mi catálogo de “infecundos” abundan los restaurantes llenos de moscas y ausentes de ofertas, los caserones del Vedado que se enmohecen en manos de alguna institución que nadie necesita y los hoteles como el Capri, el New York o el Isla de Cuba, destruidos por la negligencia y la desidia estatal. De imponerse el sentido común, estos ejemplos de inactividad podrían ponerse en manos de ciudadanos, familias o grupos, dispuestos a hacerlos producir.

Mejor no sigo con este escudriñar de lo ineficaz. Podría llegar a proponer que las sillas del parlamento, los cargos políticos, los ministerios y sus dependencias, se entregaran en beneficio a aquellos que realmente los harán efectivos.

1300 opiniones »

miércoles, 30 de julio de 2008

De gratuidades y otras fantasías


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/
Voy a buscar un colirio para mi ojo derecho que tengo irritado desde hace un par de días. Dos horas de espera en el médico de la familia me permiten enterarme de todos los chismes del barrio, de boca de las vecinas que van a “pasear” al consultorio. La doctora se queja de que tiene mucha carga de trabajo, porque parte de sus colegas está de misión en Venezuela, y me escribe una remisión mientras se come una pizza de seis pesos.

En el policlínico el panorama es similar, pero la preocupación por mi ojo hace que me porte bien y espere a que me atiendan. Un señor con unos espejuelos antediluvianos me advierte que él marcó en la cola desde la seis de la mañana, así que calculo que podré terminar de leerme una novela mientras aguardo. Con sorna, una viejita me insinúa –sin que yo haya abierto la boca- “esto es así porque es gratis, si hubiera que pagarlo, otro gallo cantaría”.

No me sorprende su expresión, pues frases como esas aparecen con más frecuencia por todas partes, pero me quedo pensando en el raro concepto de gratuidades que maneja la señora. Al decírmelo yo imagino que la lámpara de Aladino, frotada por once millones de cubanos, ha logrado proveernos de estos hospitales, de las escuelas y de otros publicitados “subsidios”. Pero el espejismo del genio con sus tres deseos me dura poco, caigo en cuenta que todo eso lo pagamos cada día con un alto precio.

El dinero no sale, como la señora cree, del bolsillo bondadoso de quienes nos gobiernan, sino de los altos impuestos que nos cobran por cada producto adquirido en las tiendas de pesos convertibles, de los excesivos pagos que nos obligan a hacer en los trámites migratorios, del gravamen humillante que las monedas extranjeras tienen en esta isla, y de la subvaloración salarial en que están sumidos todos los trabajadores. Somos nosotros los que pagamos estos servicios de los que, vaya ironía, no podemos quejarnos.

Es más, pagamos también la gigantesca infraestructura militar, que en sus delirios guerreristas consume una buena parte del presupuesto nacional. De nuestros agujereados bolsillos, salen las campañas políticas, las marchas de solidaridad y los excesos de protagonismo que nuestro gobierno se permite tener por todo el mundo. Somos nosotros los que financiamos nuestras propias mordazas, los micrófonos que nos escuchan, los delatores que nos acechan y hasta la tranquila parsimonia de nuestros parlamentarios.

De gratuidades nada. Cada día pagamos un alto precio por todas esas cosas. No solamente en dinero, tiempo y energía, sino también en libertades. Somos nosotros mismos los que sufragamos la jaula, el alpiste y las tijeras que nos cortan las alas.

2383 opiniones »

lunes, 28 de julio de 2008

Carnavales


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

El malecón habanero se prepara para los carnavales. En la Piragua varios carpas se anuncian como restaurantes de comida internacional y coloridos kioscos surgen por toda la zona costera. Ya pueden verse -en las aceras y los portales- las estructuras metálicas que se usarán para los palcos, mientras las comparsas ajustan las coreografías que mostrarán a partir del viernes.

Producto de los sucesivos cambios de fecha que han sufrido nuestras fiestas populares, somos un pueblo que no sabe muy bien cuándo comienzan sus carnavales. Nos toma por sorpresa el anuncio de que van a iniciarse y ni siquiera nos frustramos demasiado cuando nos dicen que están suspendidos. Recuerdo que en el verano del 2006 nos quedamos con las carrozas pintadas, ya que las congas habaneras no encajaban en el sombrío escenario de la enfermedad de Fidel Castro.

Por suerte, este año las comparsas arrollaran. Seguiremos viviendo un carnaval esquizofrénico: la mayor parte de los productos en moneda convertible y una porción pequeña de placeres para los que solo tienen pesos cubanos. Nuestro jolgorio ha dejado de ser, debido a la violencia y la marginalidad, una cita para toda la familia. Pero aún así, es el momento para sacudirse las consignas, las escaseces y las expectativas frustradas. Bailar es una magnífica forma de olvidar.

Así que habrá festejo, en ese mismo perímetro de costa donde -hace catorce años- los habaneros mostraron su inconformidad en un estallido social. Beberemos alrededor del muro que ha sentido el peso de las balsas improvisadas con rumbo al norte. Habrá salsa y reggaetón, en la misma avenida marítima que hace meses no ve pasar una manifestación coreando slogans y agitando banderitas. En ese malecón que nos ha visto gritar, partir y fingir, vamos –por estos días- a divertirnos.

714 opiniones »

jueves, 24 de julio de 2008

Ciber-mutilados


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

Escrito por: Yoani Sanchez en Generación Y , Julio,21,2008


Todo ese tema de la ciudadanía representada en Internet que desarrolla proyectos por su cuenta, nos queda demasiado grande a los cubanos. Sin haber llegado a ser todavía ciudadanos en la realidad, se nos hace difícil comportarnos como tales en la red. En este caso no vale aquello de saltarnos etapas, como lo hicimos con las videocaseteras (que nunca se vendieron en las tiendas cubanas), las grabadoras de cinta y prácticamente los floppy de 5¼”, sino que tendremos que graduarnos de civismo, antes, en la realidad.

A ver si logro entender la lógica torcida de nuestro espacio virtual: “un ciudadano cubano no puede comprar su propio dominio web y alojarlo en un servidor local, pero es acusado cuando logra hospedar su sitio en otro país”; “los blogger oficiales reflejan la realidad, pero nosotros los alternativos somos marionetas de algún poder extranjero…”; “Internet es un terreno para una llamada batalla de ideas, de la que nadie puede enumerar al menos un principio que no sea la intolerancia…”; en fin, además de mutilados en nuestra sociedad, hemos entrado a Internet con varios pedazos de menos.

A este paso, en la red ocurrirá lo mismo que muestran nuestras calles: gente que en un primer momento –y ante las cámaras y micrófonos- exhiben un entusiasmo y una fidelidad ideológica que es pura “espuma”. De ahí que en Internet nos ponemos folclóricos y ecologistas; nos da por las bolsas de trabajo, los anuncios clasificados o la música gratis, pero cuidado con emitir opiniones. En la www hay que tener las mismas máscaras que llevamos colgadas en nuestra vida. Lo de tener ciber-derechos tendrá que esperar, a ver si va y un día nos da por empezar a hacernos, al menos, ciudadanos.

2043 opiniones »

sábado, 19 de julio de 2008

Sordidez


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

El Bulevard habanero, en la noche del miércoles, fue el escenario para una pareja con un niño que buscaban un poco de aire fresco. Son sólo las nueve, pero a juzgar por el ambiente parecen las tres de la madrugada. El olor a orine en cada esquina recuerda que los borrachos han comenzado temprano y que los baños públicos siguen siendo una ilusión. La profusión de prostitutas lleva a la madre a apurar el paso, pero el niño alcanza a ver una transacción muy directa entre un chulo, su “novia” y un turista.

No han escogido bien la ruta. Más les hubiera valido tomar un ómnibus hasta Miramar y pasear por la 5ta avenida, o quedarse tomando el fresco en el balcón de la casa. Van en busca del Parque Central, pero fuera del círculo de luz alrededor de la estatua de Martí se extiende una zona de penumbras propicia para los escarceos amorosos. Nadie se escandaliza con eso, pues en esta ciudad hace muchos años que no hay posadas (moteles) donde puedan acudir las parejas. Tener sexo en el banco de un parque forma parte de las artes amatorias de quienes no tienen una habitación propia.

La policía se integra al sórdido paisaje nocturno, y los padres ya están arrepentidos de haber sacado a su hijo por esa zona fronteriza entre Centro Habana y el casco histórico. Cada interior de lujo, como el lobby de los hoteles Telégrafo, Saratoga, Plaza y Parque Central, tiene su contraparte en las calles oscuras que los rodean. Por unos centímetros de glamour hay metros y metros de apabullantes penurias materiales.

El niño sólo ha tenido ojos para el humeante capuccino que un extranjero, acompañado de dos chicas muy jóvenes, consume en la cafetería La Francia. Desde sus ojos de infante, La Habana nocturna ha quedado como una sucesión de luces y sombras, de clientes que consumen y espectadores que los miran beber, de uniformes azules que vigilan y sombras que los evaden, de esquinas con una cara hermosa y otra que es mejor no conocer.

787 opiniones »

miércoles, 16 de julio de 2008

Algo para evadirse


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

Escrito por: Yoani Sanchez en Generación Y , Julio,15,2008


Soporta la doble jornada, una como secretaria y la otra como madre y ama de casa, gracias a unas pastillas de diazepán que esconde en su cartera. Ningún médico se la ha recetado, pero ella misma encontró el camino hacia la paz probando varios fármacos. Sólo bajo el efecto producido por una dosis -cada vez más alta- de la pequeña píldora, sobrelleva las reuniones del Partido, las colas para la comida y las exigencias alimentarias de su familia.

Comenzó por comprárselas a un vecino que sacaba varios productos de un almacén farmacéutico. Experimentó con el clorodiazepóxido y la amitriptilina, que le permitían dormir en la noche y sonreír cuando el ómnibus llegaba con media hora de retraso. En una embestida contra el mercado ilegal de medicamentos, el suministrador fue a la cárcel y ella se quedó sin los necesarios sedantes. Poco tiempo después, apareció un nuevo abastecedor, esta vez con precios más altos.

Nadie en la familia quiere darse cuenta que la madre anda por las nubes, con una extraña cara de complacencia incluso ante las escaseces y los problemas. Su evasión es más callada que el revuelo del esposo alcoholizado cuando regresa –casi cayéndose- a la casa cada noche. Ambos han escogido escapar, cada uno con lo que tiene a mano: él, con alcohol de hospital destilado por manos diestras y ella, con una píldora que la hace olvidar su propia vida.

Los hijos tampoco apuestan por esta realidad. Prefieren acariciar el sueño de evadirse, aunque de una manera más real, más definitiva. Bajo la cama guardan un motor a medio armar y este agosto lo harán ronronear en el estrecho de La Florida. La madre no llegará a preocuparse. Una dosis doble de diazepán evitará que se torture pensando en los tiburones, la insolación y la larga separación que les espera.

viernes, 11 de julio de 2008

Democracia de Chevrolet


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

Escrito por: Yoani Sanchez en Generación Y , Julio,11,2008
Sesiona por estos días una nueva reunión de la Asamblea Nacional. Sin embargo, lo que pasa en el interior del Palacio de las Convenciones no genera muchas expectativas entre los cubanos. Ni siquiera la confesión oficial del bajo nivel de los profesores de la enseñanza media y primaria logra que nos sintamos representados. Desde hace años los padres nos hemos quejado -sin ningún resultado- del desastre educativo generado por la presencia de jóvenes, sin mucha preparación, al frente de las aulas. Sólo ahora, las comisiones parlamentarias lo reconocen.

Bajo ese mismo efecto de cámara lenta nos llegan promesas de materiales de construcción, de licencias a todos los que quieran usar su auto como taxi y de más productos, en el mercado racionado, para los recién nacidos. Todos estos anuncios los hemos acogido como el hambriento al que se le ofrece, solamente, un vaso de agua. Pero aclaro que no nos sentimos decepcionados, no esperábamos demasiado de este parlamento que hoy se reúne.

Quizás si la Asamblea Nacional sesionara en el interior de uno de esos chevrolet que circula por las calles habaneras se atrevería a exigir lo que realmente queremos. Sólo en los vetustos asientos, amparados por el anonimato y protegidos por la velocidad, logramos exteriorizar lo que no nos gusta. Créanme que lo dicho en esas viejas latas rodantes no se queda en las críticas a la imposibilidad de comprar arena o cabillas, ni en los pedidos de más tela para hacer pañales. En medio del traqueteo de los motores de petróleo y de las puertas chirriantes, ocurre otra sesión parlamentaria: más pequeña, con menos poder, pero –indiscutiblemente- más auténtica.

435 opiniones »
Periodismo o literatura
Escrito por: Yoani Sanchez en Generación Y , Julio,8,2008


A propósito del Congreso de la UPEC

Al terminar el preuniversitario tenía el capricho de ser periodista. Entre tres amigas contratamos una profesora particular que nos repasaba para las pruebas de ingreso a la universidad. Aquella mujer insistía –hasta llegar a molestarme- que nunca iba a lograr ser una buena reportera, sino que todo en mí apuntaba a otra profesión: la filología. Su maldición se cumplió pues terminé metiéndome con las palabras, la fonética y los conceptos literarios, en lugar de correr tras las noticias.

No sólo la profecía de esta Tiresias habanera me alejó de la labor informativa, sino la convicción de que en una sociedad marcada por la censura, por el oportunismo y la doble moral, ser periodista era el origen de mil y una frustraciones. Había conocido a Reinaldo, expulsado de Juventud Rebelde porque “su línea de pensamiento no se ajustaba con la del periódico” y ver sus deseos de escribir, malgastándose en una dura jornada como mecánico de ascensor, fue el puntillazo final a mis sueños adolescentes.

La Glasnost había pasado y en Cuba un sabor a oportunidad perdida se extendía entre los reporteros y sus frustrados lectores. La tele nos repetía que las producciones aumentaban, que el país resistiría y que el “invencible líder” nos llevaría a la victoria, mientras nuestras vidas desmentían cada frase triunfalista y cada cifra engordada. Una y otra vez respiré aliviada de no haberme hecho periodista. Creí sentirme a salvo en el mundo de la metáfora.

Sin embargo, no estaban tan alejadas ambas profesiones, ya que una buena parte del periodismo que se hace en los medios oficiales cubanos tiene mucho de literatura. Pues sí, tratando de escaparme hacia la ficción, lo novelesco y lo teatral, encontré que de eso mismo estaban llenos los telediarios cubanos: de personajes que nadie se cree, de historias futuristas que nunca llegan a materializarse y de rostros sonrientes seleccionados entre miles de caras angustiadas.

Con su vaticinio, aquella profesora ilegal quería advertirme de algo que descubrí por mí misma años después: que entre la ficción de nuestra prensa y la de nuestros novelistas, la segunda me iba a proveer de más certezas.

3451 opiniones »

sábado, 28 de junio de 2008

Cambiar el cartel


Hay definiciones, consignas y formas de llamar las cosas que siguen usándose por puro automatismo, aunque en la realidad poco quede que justifique esos apelativos. Se sigue hablando de una igualdad social que no logro encontrar por ninguna parte, de una soberanía que contrasta con nuestra dependencia real de los mercados extranjeros y de una ideología que no asoma sus principios en medio de este “seudo-capitalismo de Estado”.

Podremos seguir con el mismo cartel sobre la puerta, pero eso no hará que la realidad se parezca a lo que en él se anuncia. Por ejemplo -en la foto de arriba- un árbol creció y tapó parte de la numantina opción “Socialismo o muerte”. La vida terminó por ridiculizar la extrema elección que nos proponía ese slogan. Unas gruesas ramas con hojas verdes cubrieron la mención a “la pelona”, y crearon una disyuntiva diferente a aquella que nos gritaban desde la tribuna, en los años más duros del Período Especial.

Un pequeño retoño amenaza con tapar también la palabra “socialismo”. ¿No será ya el momento de cambiar el cartel?

673 opiniones »


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

miércoles, 25 de junio de 2008

El reino de Adidas


Escrito por: Yoani Sanchez en Generación Y , Junio,24,2008



La lengüeta de su tenis Nike le hacen una mueca de superioridad a mis sandalias de piel sintética, mientras calculo que sus gafas italianas le han costado el salario de un mes. De su cartera, comprada en Vía Uno, saca unos cigarros Marlboro y me brinda, aunque sabe que no fumo. Vamos juntas hasta su casa del Cerro –una cuartería en un caserón habitado por siete familias-. Entro a la sala y sus impecables zapatos desafinan con una silla de cabillas sin espaldar, un colchón amorfo cubierto por una sábana gris y unas paredes que no se pintan desde que el abuelo murió. Me brinda café en una taza sin asa, pero sólo atino a ver la sortija de oro en su índice. “¡Yadira, –la increpo- con esa opulencia para vestir y no tienes ni un baño propio!”. Se sonríe y alcanzo a ver un pequeño rubí incrustado en su colmillo izquierdo.

Al salir de su casa reparo en la inaudita combinación de ostentación y miseria que “adorna” nuestras calles. En medio de los deteriorados portales de la avenida Reina veo el ir y venir de los Adidas, los Kelme y los Wilson, y mi nariz capta lo mismo el hedor de una fosa albañal –rota en plena acera- que la esencia inconfundible de Christian Dior. Las colas en las afueras de las boutiques, me hablan de una cantidad de dinero que llega a través de las remesas, las actividades ilegales o el desvío de recursos y que sostiene esas ínfulas de “pavo real”. Nadie quiere quedarse sin su ropa de marca, sea falsificada o auténtica.

Me han dicho que la tienda de Adidas ubicada en la esquina de 1ra y D, en el Vedado, es la filial que más ventas logra -por metro cuadrado- en toda Latinoamérica. Hasta el punto que piensan mudarla a un local más grande para duplicar las ganancias. Algunos de los productos que en ella se venden, serán comprados por personas que no tienen una habitación propia o que hacen malabares para poder comer cada día. Ellos han preferido llevar, lo más “valioso” que tienen, sobre sus propios cuerpos.

Desde los cristales de unas gafas UV, arropada en el algodón de una prenda Point Zero, o con los cabellos olorosos a L´Oreal, Yadira no ve los azulejos caídos de su cocina y los muelles que se le salen al colchón. Para los que la conocen ella es una espléndida joven que viste con ropa de marca, y no la vecina de un pobre solar, donde cada mañana carga el agua hasta el diminuto baño colectivo.

1969 opiniones »


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

domingo, 22 de junio de 2008

Obligada penumbra


Hace dos años tocaron a la puerta los trabajadores sociales. Venían para cambiar los bombillos incandescentes por otros ahorradores, en medio de una campaña rimbombante llamada Revolución Energética. A mí me gustaba la luz cálida y amarilla que daba la lámpara de la sala, pero en una rápida inspección los entrenados adolescentes detectaron el despilfarrador filamento y tuve que entregarlo. Me dieron otro que proyectaba una luminiscencia pálida y que me duró tres semanas. Mis ojos se alegraron de la corta vida del bombillo económico, pues en la noche no había forma de distinguir los detalles bajo su mortecina luz.

Para reponer el roto, tuve que recurrir a las tiendas en divisas, donde tampoco volvieron a vender los satanizados bombillos convencionales –aquellos que toda la vida habíamos tenido en la mesita al lado de la cama-. Me resigné a comprar las efímeras bujías ahorradoras o los otros -llamados de “luz fría”- que le dan a mi sala una apariencia de quirófano. Pero desde hace dos meses ni siquiera esos aparecen. No hay ningún tipo de bombillo en las tiendas de La Habana.

Como un chiste, los vendedores me dicen que el barco que los trae “no ha llegado de China” y me anuncian que en una pequeña tiendecita del Cerro sacaron algunos, en medio de una molotera. Un rápido examen a mi apartamento indica que las zonas en penumbras exceden ya a las iluminadas. De manera que si los caprichos de la distribución se mantienen, tendré que mejorar mi sentido táctil o tropezaré con cada mueble.
Lo que nadie sabe –y es de esos secretos que sólo escribo en un diario privado como éste- es que logré esconder, de los trabajadores sociales, un espécimen de los bombillos perseguidos. Uno redondo y malgastador, que me ha acompañado por más de cinco años con la amarillenta luz que dan sus 40 watts. No es que disfrute derrochar electricidad, pero necesito creer que al menos puedo decidir bajo qué tipo de luz leo, ceno o veo la tele.
Me aferro al prófugo bombillo, como si con él pudiera iluminar y esclarecer no sólo la sala de mi casa, sino la torpeza de los comerciantes y el voluntarismo de las campañas energéticas.

2624 opiniones »


El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/

viernes, 20 de junio de 2008

Pelo suelto


Muchos habaneros estamos desconsolados por el operativo policial que desmanteló varias redes de fabricación de platos, cucharitas y hebillas plásticas. En medio de una “ofensiva contra las indisciplinas sociales”, la Policía -después de caerles arriba a los “buzos”- ha cerrado 13 talleres y 10 almacenes clandestinos donde se confeccionaban objetos de gran demanda popular. Los ilegales fabricantes no procesaban drogas ni traficaban con armas, simplemente se dedicaban a producir pozuelos, palitos de tendederas y pellizcos para el cabello.
Parece que perseguir más intensamente a los fabricantes privados forma parte de los nuevos cambios que tanto se exhiben hacia el extranjero. Por sí o por no, y como protesta ante esta razia, llevaré el pelo suelto por estos días. Es la forma que tengo de decirme “Yoani, acostúmbrate a la desaparición de los accesorios que te permitían domar tu melena”. Por lo pronto, ya fui a comprar una espumadera de aluminio y una escoba nueva, que de seguro desaparecerán después de esta incautación.
Los acongojados compradores de las vituallas plásticas preferiríamos que, en lugar de una arremetida policial, los productores alternativos tuvieran la posibilidad de legalizar su labor. Si la ONAT los legitimara, entonces pagarían impuestos y pudieran acceder a un mercado mayorista donde comprar la materia prima. En breve tiempo nadie querría pagar los elevados precios de productos similares en las tiendas en divisas y el Estado no tendría que importarlos desde tan lejos. Los delatores de siempre no tendrían que informar de quienes producen juntas de cafeteras, percheros y tapas para pomos. Eso sin hablar de mi pelo, que luciría una bella hebilla de producción popular, comprada a un respetado productor por cuenta propia.
Para leer la noticia aparecida en Granma, marque aquí

El Blog de Yoani Sánchez, es reproducido fielmente del blog original. En un intento de expandir aun más la voz de esta joven bloguera, prisionera en su propia tierra.
Atte. Abel Desestress
Direccion del Blog Original: http://desdecuba.com/generaciony/